Archivos de la categoría Leyes

¿Un canon para la copia privada en Argentina?

Así parece… El “diputado” (hasta me da gracia llamarlo así) Claudio Morgado (si ese que conducía TV Registrada antes, y después dejó de conducir para hacer “política” y estubo ahí de suplente llendo y viniendo hasta que le dieron una silla para que la caliente) ahora anda con ideas estúpidas como el de gravar con un impuesto la copia privada.

¿Qué es la copia privada? Comprarte un CD por ejemplo, y hacerte una copia en otro CD o en tu compu.

Básicamente se grabarían con un impuesto (canon) los CD’S y los DVD’S porque presuntamente lo usarías para hacerte una copia privada de un CD de audio o un DVD de alguna peli. Y con ese criterio irían detras de todo medio en el que puedas guardar música: pendrives, memorias, discos rígidos, etc.

Para más claridad, aquí está el artículo Nº 21 de “La ley nacional de la música”:

 

Artículo 21: Créase el Fondo de Fomento a la Cultura, el cual estará bajo la administración de un ente formado por el INSTITUTO NACIONAL DE LA MUSICA., INSTITUTO NACIONAL DEL CINE Y ARTES AUDIOVISUALES (INCAA), INSTITUTO NACIONAL DEL TEATRO y las entidades de gestión colectiva. El mismo estará conformado por los importes que se recauden por la implementación de un cánon a todo objeto que permita el almacenaje, grabación y/o reproducción de música e imagen.

En fin… políticos argentinos y su pasión por traer ideas estúpidas de otros países, habiendo tantas ideas buenas por copiar e implementar, y tantas necesidades urgentes.

La blogósfera está hirviendo con este tema:

Sobre el APPEI y la ley para la creación del Consejo de Profesionales de Ciencias Informáticas de la Provincia de Santa Fe

Mientras estudiaba mi carrera de Analista de Sistemas, en varias oportunidades trataron de persuadirme para que me registrara en el APPEI (Asociación de Profesionales de Informática en Santa Fe).

Estos días se desató la polémica por un proyecto de ley que supone la matriculación obligatoria de todos los profesionales informáticos para poder ejercer la informática en la provincia.

Como era de esperar, hay voces en contra y a favor. A mi como profesional obviamente que me conviene esta ley… ¿qué mejor? Saco del espectro de mi competencia a todos los que no estudiaron informática, a todos los amateurs informáticos, a todos los pibes que no hacen más que robar mi trabajo. Pero sin embargo no lo pienso así, por el contrario.

Muchos de estos amateurs informáticos, estos no profesionales, estos que “no estudiaron” informática, tienen conocimientos que a mi por lo menos me sobrepasan. No soy un experto en el tema, sin embargo me defiendo muy bien en lo que hago, se lo que hago y creo que la calidad de mi trabajo es muy buena. Sin embargo, muchas de estas personas están varios cielos por encima mío. Como también creo que muchos “profesionales”, de esos que estudiaron 2, 3, 4, 5, o más años… no tienen idea de la vida. No todos, pero la mayoría de los que conozco, sí.

Informática es algo que se hace con pasión, con vocación… con ganas. O sea como todo lo que se haga. Un médico no puede ser médico si no tiene pasión por la medicina… sino se convertirá en un profesional que te da una bayaspirina cuando tenes un cáncer tan solo por cobrar un peso más. Un arquitecto no puede ser arquitecto sino tiene pasión por lo que hace, sino te haría una caja cu adrada con una puerta y ventana… no buscaría hacer cosas originales. ¿Cuántos informáticos profesionales hay que no buscan más que hacer un mango y te arreglan la PC para el culo, o te hacen un programa que anda cuando quiere? ¿Cuántos son los informáticos profesionales que se dedican a la informática sin ponerle ganas, sin ponerle pasión?

Siempre sostuve que muchos de los que ingresaron a estas carreras, y lo digo por lo que he charlado con estas personas, se metieron informática porque es una carrera que se vende como “una carrera rápida”, “con salida laboral”, las típicas frases marineares que usan muchos de los institutos privados, y también recaen sobre las carreras universitarias.

Asi que reciben una ola masiva de pibes que no tienen idea de lo que es la informática, que no les interesa, que no les gusta, y pero igual se meten ahí porque la realidad de este país los induce a elegirla porque terminamos rápido y salimos con trabajo seguro.

Y ejercen así la informática porque no les queda otra. No van a irse de remiseros porque son informáticos, no… ni ahí… hacen programas brutamente, arreglan PC’s brutamente, arman redes brutamente, hacen sitios web brutamente, y digo brutamente porque hacen lo que hacen sin ganas, sin pasión… y todo lo que se haga sin ganas y sin pasión, no es bueno, no es lindo, no es agradable. Si uno lava los platos sin ganas, los lava para el culo… con cara de culo… y no les importa sin quedó o no una manchita. Lo dejan así.

Como dije en un comentario en este post de Vía Libre “…lamentablemente me hace pensar que el APPEI habla desde la envidia a los chicos, a los que les apasiona la informática, a los que se pueden pasar horas resolviendo un problema, a los que hacen informática desde la pasión, desde la vocación. Si pudieran entender esto, seguro que no perderían el tiempo haciendo leyes ridículas como esta.” y “…y mi opinión hasta hoy es que los buenos programadores empezaron desde los 14 años con libros y revistas de ensamblador, C, Lisp, Logo, Basic, Cobol, algunos en una CZ-Spectrum, una MSX, una Amiga, una Commodore como es mi caso.“.

Bien lo dijo Federico Heinz en la nota de ayer en LT10, el APPEI pretende crear una especie de peaje para ejercer la informática en la provincia. Serán $ 5, $ 10, no tengo ni idea. Lean el inciso 20 del artículo Nº 3 de este proyecto de ley:

20) Recaudar los importes correspondientes a derechos de matriculación, cuotas periódicas, contribuciones extraordinarias, tasas y multas que deban abonar los matriculados;

Pero yo no quiero ni tengo ganas ni parece justo pagarle a estos tipos para ejercer mi constitucional derecho a trabajar. Si quieren plata, vayan a l aburar. Si no les da la cabeza para ser informáticos, pueden trabajar dignamente en cualquier otra cosa… pero en serio, déjese de joder.

Y también limitar el ejercicio de la informática a personas que hayan hecho alguna carrera relacionada con la informática (Artículo to).

La gente del APPEI deberían entender que bien lo dice Beatriz Busaniche en este post: “La informática, así como la matemática, es transversal a una enorme cantidad de actividades. Fijar matriculación obligatoria es condenar a la ilegalidad – bajo la figura de “ejercicio ilegal de la profesión” – a una enorme cantidad de personas que pueden contribuir de diferentes maneras a un arte tan amplio como la informática. Lingüistas, comunicadores sociales, matemáticos, físicos, ingenieros industriales, maestros de escuela, idóneos en general se han ocupado y se ocupan hoy de tareas vinculadas a la informática.

Yo, como profesional informático, me alíneo con estos “no profesionales” apasionados por la informática, que no se graduaron en ninguna carrera impartida por alguna institución educativa de nivel superior. Simplemente porque dada mi experiencia, estos últimos hacen las cosas desde la pasión, con las ganas, con arte; hacen las cosas mejor que mucho de los estos profesionales graduados que andan detrás de esta especie de leyes… y saben por qué? Porque supongo que les tienen miedo, les tienen envidia.

El APPEI mira todo desde el el punto de vista comercial. Y desde este punto de vista uno le tiene miedo a la competencia seria, y competencia seria es una competencia que hace las cosas mejor que uno. Y si se le tiene miedo, es porque no se tiene los recursos para enfrentarlos… es decir conocimiento y pasión. Dos cosas que toda persona que quiera llamarse profesional deberían tener. Más allá del papelito. Y en este sentido, yo me considero profesional en la materia, como lo deben ser muchos de estos no recibidos como quieren tíldarlos en el APPEI.